LA MANO ABIERTA


Aunque hasta el momento, con la excepción del shuto, hemos presentado únicamente el puño cerrado como área de ataque, dentro de la práctica marcial del karate, la mano abierta tiene múltiples formas de ataque. La ejecución puede ser tanto en forma directa, como el teisho, como circular, el haishu, sin embargo, todos estos ataques están consíderados como "uchi" (ataque indirecto) más aludiendo al área de golpear (diferente del seiken) que a la trayectoria que describen. Su eficacia, aplicados sobre zonas blandas, puede ser tan grande como la de cualquier otro ataque.

Teisho uchi (ataque con la base de la palma). Tiene una trayectoria múltiple que se adapta a la localización del objetivo previsto. En este caso el recorrido es idéntico al del gyaku zuki para golpear al final con la palma de la mano el mentón.

Haishu uchi (ataque con el dorso de la mano presenta un recorrido semicircular similar al de uraken. Partiendo de la oreja opuesta se extiende el brazo y a continuación el antebrazo, haciéndolo pivotar sobre el codo para impactar finalmente al objetivo deseado (plexo solar o nariz) con el dorso de la mano.

Shuto uchi (ataque con el canto de la mano). Conviene recordar que la forma usual de golpear con la mano abierta es en su versión de "a modo de sable o hacha".

Haito uchi (ataque con el borde interior de la mano). Tiene un sentido ligeramente circular y rotativo, de forma que conforme se estira al frente el brazo, la palma gira para terminar el movimiento mirando hacia abajo. Sus objetivos son puntos muy sensibles, tales como los pómulos, la base de la nariz y la garganta, etc.

Aunque el antebrazo al parar siempre ejecuta un cierto giro para desviar el ataque, estas paradas presentan una característica aún más acusada de desvio, sin intentar golpear fuertemente el brazo contrario, procurando exclusivamente sacarlo fuera de su objetivo.

Normalmente se realizan simultáneamente a un contraataque con el fin de aprovechar el impulso del atacante que esta vez no es frenado.

Te nagashi uke (parada deslizante de la mano). Desde la posición de guardia, abrimos la mano y plegando el codo la aproximamos a nuestra área que vayamos a defender. Hay que procurar no elevar en exceso el codo ni extenderlo hacia afuera como queriendo apartar el ataque, sólo debe acompañarlo y desviarlo a la vez que otra mano ataca simultáneamente.

Haiwan nagashi uke (parada deslizante del antebrazo). El se eleva con el codo hacia afuera con sentido similar al primer tiempo del soto uke. La muñeca rota hacia el exterior y desvía el ataque en dicha dirección.